Seis situaciones que te abruman a la hora de leerle a tus hijos

¡Hola a todos los papás y mamás que nos leen!

Hoy quiero hablarles de algunas situaciones abrumadoras que pueden ocurrir a la hora de leerle a nuestros niños, pero no se preocupen, para cada una tengo una solución que pueden poner en práctica ¡ya mismo!

  1. “Me pide leerle el mismo libro siempre”

Si tu hijo o hija insiste en que leas el mismo libro una y otra vez, una solución puede ser ofrecerle la opción de escoger entre dos o tres libros que sabes que le gustan. Dile que hoy él o ella escoge un libro y tú escoges otro, y que van a leerlo una sola vez cada uno. Así no se aburre de un solo libro y sigue descubriendo nuevos cuentos.

  1. “Me da sueño muy rápido al leerle”

A veces los niños se duermen muy rápido cuando les leemos cuentos. Para evitar esto, intenta leer de día y no acostados en la cama. Utiliza buena iluminación y busca cuentos cortos que puedan mantener su atención. Pídele a tu hijo o hija que interprete las imágenes, esto los mantendrá activos y despiertos.Me da sueño al leer

  1. “Se lleva el libro a la boca y rompe las hojas”

Los bebés tienden a llevarse todo a la boca, ¡incluso los libros! Si tu hijo o hija hace esto, una solución es leer después de comer y ofrecerle su chupete o mordedor. Luego sí, puedes darle el libro. Además, existen libros de tela suaves no tóxicos, como los nuestros, que pueden llevarse a la boca sin preocupación.

  1. “No le gusta las voces que hago”

A algunos niños no les gusta cómo hacemos las voces cuando les leemos cuentos. En este caso, una solución puede ser invitarlos a que sean ellos quienes hagan las voces. Pregúntales qué es lo que no les gusta de la dramatización que haces y dale la oportunidad de expresarse.

  1. “No se queda quieto, quiere saltar mientras le leo”

Los niños son muy activos y es normal que no quieran estar quietos mientras les leemos cuentos. Si tu hijo o hija quiere saltar mientras lees, una solución es utilizar libros de animales. Así puedes redirigir ese movimiento y hacerlo parte de la historia.

  1. “La hora del cuento no es como me la imaginaba”

Por último, es importante bajar la expectativa de cómo debe ser la hora del cuento. No todas las veces será perfecta, pero eso no significa que no sea valiosa. Construir la hora del cuento sin frustración o desespero es lo más importante, así que disfruta del momento y deja que tu hijo o hija se divierta y aprenda a través de los libros.

En conclusión, estos son algunos consejos que puedes seguir para hacer más placentera la hora del cuento con tus hijos. Además, nuestros libros didácticos pueden ser una gran ayuda para superar estas situaciones y despertar el amor por la lectura en los bebés. ¡No olvides visitar nuestra página web y encontrar el libro perfecto para tu pequeño!

Cuéntame cómo te pareció este artículo, déjame tu valoración y un comentario. Y si quieres que te avise cuando publique el próximo artículo déjame tu correo acá abajo.

Recibir notificación

Con cariño,

Vane

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *