Déficit de atención en los niños: ¿Mi hijo no me escucha o es desobediente?

déficit de atención en los niños 1

¡Le hablo a mi hijo y parece no escuchar! Esta es una de las frases que suelo leer en los chats de las madres y que posiblemente te conlleva a pensar a muchos padres en el tema de déficit de atención en los niños, pero: ¿Cómo puedes asegurar esto?

¿Tu hijo no te escucha cuando le hablas?

Estoy consciente de que existen muchos contextos en los que esta situación suele darse, bien sea cuando les pides que recojan algún objeto, que vayan a desayunar y así muchas peticiones o simples conversaciones que como madres intentamos tener con nuestros hijos. 

Sé que sientes que las palabras no llegan a sus oídos y que deseas entender qué pasa y qué puedes hacer. Por experiencia propia creo que la idea es aclarar algunos puntos en cuanto a la falta de atención ¡De ello deseo hablarte!

La buena noticia es que puedes lograr una buena comunicación con tu hijo, sin embargo, como todo trabajo de padre y madre toca autoanalizarse y diagnosticar cómo lo hacemos para buscar la manera de mejorar. 

Aunque no lo creas nuestros hijos una vez que empiezan a razonar y tener pensamientos propios eligen, desarrollan individualidad y con ello el ser selectivos. Una actitud frecuente al momento de comer o realizar otras actividades. 

La verdad es que esto normalmente puede estar relacionado a los miedos que experimentan a probar cosas nuevas, realizar actividades con experiencias nuevas. Simplemente desarrollan una inteligencia que les permite ser capaces de decidir qué desean y en qué momento. ¡Pues sí, aunque no lo creas es una señal de que están creciendo!

Déficit de atención: Señales que te ayudan a identificarlo

Me parece pertinente abordar este tema en vista de que he visto con inquietud como muchos familiares y hasta madres piensan que sus hijos presentan déficit de atención. Si te sirve de consuelo en la mayoría de los casos es un término mal usado.

Como madre siento la obligación de ser portavoz de algunas señales que te pueden ayudar reconocer que existe algún trastorno. Particularmente este es muy bien conocido como una afección propia de los niños, aunque algunos adultos tienden a padecerlo.

Para hacer más simple este dato te comento sobre tres síntomas que son notorios cuando un niño empieza a padecer el déficit. Se trata de un patrón continuo que puedes fácilmente identificar.  

Cuando observes que tu hijo presenta dificultad para prestar atención de manera repetitiva, no descuides esto. También es cierto que la falta de atención puede darse por diversas razones, pero es nuestra labor identificar a qué se debe.

El siguiente síntoma es una conducta muy común entre los niños y que nos lleva a dudar sobre posibles trastornos. Podría asegurar que has notado esto, el exceso de energía que a veces se torna desbordante, se mueven y hablan demasiado. ¡No descuides esto!

Por último y no menos importante, la impulsividad de accionar sin pensar o la carencia de autocontrol es una señal que nos está diciendo algo y con esto no quiero decir que tu hijo o hija padezca de un trastorno seguro.

La invitación es a ser más observadores con nuestros niños, ser los espectadores número uno y a estar informados para no realizar diagnósticos sin un buen argumento.

Consejos para que tu hijo te escuche

¿Consejos? De estos tengo muchos que seguro te podrán servir en la crianza de tu hijo. Antes de suponer que tu niño padece alguna afección prueba algunos tips que te daré.

  • Me ha servido y es pedir objetos alcanzables, esta es una petición que no requiere de gran esfuerzo. Es una tarea que funciona incluso para los niños más pequeños. Prueba facilitando juguetes con sus cajones para que introduzca uno por uno. Intenta colocar su ropa a la vista para incentivarlo a vestirse solo.
  • Trata de hacer la comunicación directa con tu hijo, no te expreses o pidas algo gritando, quizá no entienda que es con él o sienta temor porque alzas la voz.  Siento que esto es un ejercicio al que debemos dedicarle tiempo si queremos que nuestro hijo nos preste atención y no entienda lo que le decimos. Nada más míralo a los ojos cuando le hables.
  • Muchos no tenemos la destreza de ser chistosos todo el tiempo, pero sabías que el sentido del humor puede ayudarte mucho. Solamente intenta y comprobarás lo eficaz que puede resultar cuando crees que tu hijo no te escucha. El humor genera atención y hasta disposición por parte de los niños. 
  • Emplear el cariño: cuando recurrimos al “no” constantemente, cuando gritamos sin parar o cuando estamos de mal humor los niños reaccionan peor que si les hablamos con amor, con una sonrisa o les damos una caricia mientras les pedimos algo. La respuesta es muy diferente cuando aplicamos el cariño y no los malos modos.

Otros artículos que te pueden interesar:

¿Cuándo pasa a ser desobediencia el que tu hijo no te escuche?

Comúnmente los niños tienden a desafiar las peticiones de los padres y es este pequeño acto lo que nos indica que ya no se trata de una falta de atención o distracción sino de desobediencia.

Estoy segura de que puede ser muy irritante como también puedo  asegurarte que se trata de una conducta habitual en el desarrollo infantil. Puedes notarlo a partir de los 2 años.

A esta edad los niños en esta etapa son conscientes de su identidad e individualidad con ello viene la necesidad de tener independencia. Creerás que es un chiste cuando te digo individualidad en una persona tan chiquita como nuestros niños, pero es cierto. 

Es increíble como poseen recursos mentales y verbales para argumentar razones al momento de negarse a realizar lo que le pedimos. En un primer instante puede ser favorable si lo sabemos manejar.

El punto está en identificar cuando estos conflictos se convierten en un patrón de interacción con los padres. Es una conducta derivada de diversas causas y la irracionalidad de los padres a veces es una. 

No juzgues a tu niño, este es nuestro momento de madurez y buscar un punto de entendimiento. A veces no tratar la desobediencia puede tener sus consecuencias y debemos cuidar que esto llegue a suceder.

En just❤️imagine nos encanta acompañarte en este y en cada uno de los procesos de desarrollo de tu bebé, por ello te invitamos a que nos cuente a través de un comentario cómo te ayudó este artículo.

Con cariño, Vane ❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.