10 tips para fortalecer la atención en los niños

¡Conoce cómo fortalecer la atención en los niños desde casa!

deficit atencion en niños

Son muchos los niños que tienen dificultades para centrar la atención y para concentrarse, lo cual supone una gran barrera para su aprendizaje y rendimiento. Mi hijo, es uno de ellos, y durante los últimos dos años hemos estado en terapias, realizando ajustes (colegio y casa) y viendo así poco a poco progresos.

Hoy desde mi experiencia quiero compartir contigo algunas recomendaciones que pudieran ayudarte en el proceso de fomentar la concentración en tu hijo.

Pero antes de iniciar, es necesario comprender ciertos aspectos:

a. El entorno de un niño está repleto de información, novedades y estímulos. 

b. La atención no es más que saber filtrar la información o aquellos estímulos que no ayudan a lograr el objetivo, para así centrarse únicamente en lo relevante.

c. La concentración, es una de las habilidades fundamentales en el proceso de conocimiento, mantenemos la atención focalizada sobre un punto de interés, durante el tiempo que sea necesario.

Sin concentración es prácticamente imposible aprender algo, por tanto, la concentración es imprescindible para el aprendizaje. Y este es como un músculo, que se fortalece con ejercicio.

Etapas de la atención en los niños

Primeros meses de vida

La atención de los niños aparece desde los primeros meses de vida y se va progresando a lo largo del desarrollo madurativo. Así, los bebés logran concentrarse en tareas que les resultan atractivas. Pero pierden el interés con mucha facilidad y de forma rápida. Por tanto, mantienen la atención durante muy pocos minutos. De hecho, no tienen la capacidad para analizar las situaciones y controlar la atención.

Etapa infantil

En la etapa infantil se desarrolla la atención voluntaria. A lo largo de este periodo, los niños aprenden a controlar la concentración y a mantenerla durante un mayor tiempo.

Aunque siguen perdiendo la atención al ver objetos nuevos o llamativos, por lo que no consiguen estar más de 20 minutos realizando la misma tarea.

A partir de los 5 años

De los cinco años en adelante, los niños aprenden cuándo y cómo atender. Por tanto, la concentración se vuelve más estable. En esta etapa también adquieren la capacidad de analizar la situación, y deciden prestar más o menos atención dependiendo del interés por el tema o la actividad.

10 tips que ayudarán a fortalecer la atención en niños en etapa infantil

1. Evitar distracciones. Prescindir de todo aquello que pueda distraer la atención del niño. En el momento de trabajar solo debe estar a su alcance los materiales que vaya a necesitar. Los ruidos, conversaciones de adultos, mascotas, etc.

2. Diversificar las tareas. Cambiar de materia o asignatura de estudio cada cierto tiempo. Los cambios ayudan a iniciar el proceso de atención y así el niño no se cansará y podrá retomar la concentración en la nueva actividad. Estar alerta a signos de cansancio.

3. Crear rutinas y hábitos de estudio. Conviene empezar a estudiar todos los días a una hora fija para conseguir un buen rendimiento cerebral. Si una persona se acostumbra a hacer el esfuerzo de concentrarse todos los días a la misma hora, al cabo de unos días logrará que su mente se concentre con más facilidad a esa hora.

4. Marcar tiempos. Es necesario establecer un tiempo para realizar cada tarea o actividad según la complejidad de la misma. Motivar a lograrlo hasta terminar y celebrar el proceso durante la ejecución y su persistencia.

5. Organizar tareas. Conviene realizar las tareas más difíciles cuando el niño esté más descansado.

6. Centrar la mente. Para estar a pleno rendimiento, la concentración requiere un calentamiento previo, que puede consistir en dedicar unos minutos (no más de cinco) a tachar algunas letras (elegir alguna) de una hoja de periódico. A continuación, puede pasar a hacer la actividad programada.

7. Trazar metas y objetivos. Es muy importante que el niño tenga clara las metas a alcanzar. Organizar y presentar lo que debe realizar en la franja de estudio, así no se sentirá que le ponen muchas actividades.  Si el niño tiene claro su objetivo en el estudio, sabrá cuanto va avanzando y cuanto le falta.

8. Intercalar descansos. El proceso de atención sigue una curva que suele decaer con el tiempo. Por ello, es conveniente intercalar descansos para recuperar la concentración. 

9. Sintetizar y resumir. Resumir lo que se ha escuchado durante una explicación y apuntar con frases cortas los detalles de más interés es una buena técnica para ejercitar la atención.

10. Un buen descanso y buen desayuno. La calidad del sueño o disfrutar de un sueño reparador hará que la jornada de estudio sea mucho más productiva, y combinado con una alimentación libre de  alimentos ultra procesados y azucares ayudará. Recuerda que la carencia de magnesio y la falta de omega 3afecta el desarrollo de la concentración.

El objetivo de la estimulación del proceso atencional será siempre crear un hábito, de manera que los niños y las niñas puedan decidir cuándo y hacía qué objeto centran su atención. De este modo podrán dirigir y mantener su atención en las obligaciones diarias, tareas escolares, aprendizajes, etcétera, y al mismo tiempo serán capaces de ignorar los posibles estímulos distractores.

En just❤️imagine queremos brindarte desde nuestra experiencia varios consejos que te pueden servir para apoyarte en la crianza de tus hijos. Cuéntame cómo te pareció este artículo, déjame tu valoración y un comentario.

Con cariño, Vane ❤️

Diversión en casa

Conoce Diversión en casa una zona creada para tí y tus hijos, donde encontrarás actividades para para fomentar la concentración así como ejercicios de estimulación para sacarle provecho a nuestros libros en tela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola, hablas con Vanessa creadora de Just Imagine, como puedo ayudarte?