Guía para criar niños felices, responsables y autónomos

La crianza es una aventura de aquellas que nunca termina, y a pesar de los desafíos, esta puede ser más amable y amorosa de lo que nos imaginamos.

Es cierto que un manual para ser papás no existe, pero sí la posibilidad de crearlo a nuestra medida, y en este artículo nos enfocaremos en uno de los puntos más importantes de todos, cómo criar niños felices, responsables y autónomos a través de la inteligencia y el amor.

Felicidad

Si bien la importancia de leer sus reacciones y actitudes para negociar en sus momentos de frustración (¿Cómo manejar las pataletas de los niños?)  y apoyarnos en rutinas que les permita predecir los momentos del día a día  (El poder de las rutinas en los bebés) les brinda confianza y seguridad, la constante tarea de acompañarlos en el desarrollo de sus personalidades se reflejará en gran medida en el adulto en que se ha de convertir.

La información que encontremos para construir nuestro conocimiento, toda en sí misma es complementaria, no definitiva, así que te invitamos a considerar las siguientes opciones para que vivas una experiencia maravillosa al ver crecer a tus hijos felices.

6 tips para criar niños felices, responsables y autónomos

1. Menos elogios mas incentivos

¿Sabías que tu voz interna de adulto es la voz de nuestros padres? Nosotros nacemos sin una voz interna, cuando somos adultos y sostenemos diálogos internos donde nos aprobamos o nos juzgamos, esa voz es la de nuestros padres instaurada entre los 0 a 6 años, en una fase llamada “Explosión sináptica”, sorprendente, ¿no?

Elogios versus Incentivos

Por un instante piensa en que tu hijo corre a mostrarte la última habilidad que descubrió, como un truco con el balón o un dibujo que acaba de pintar.

Lo normal, tal vez, y de manera automática es que respondamos: “Te quedó hermoso”, “Eres un gran artista”, “Vas a ser un gran jugador”, “Lo haces perfecto” y puede que rematemos con “Estoy muy orgulloso de ti”. ¿Te suena conocido?

A esto le llamamos avalancha de elogios, y con el tiempo logrará en ellos una dependencia de aprobación externa, que con el pasar de los años irá creciendo como bola de nieve, y en el momento donde no reciba comentarios del calibre acostumbrado, tomará esa ausencia de respuestas como desaprobación.

Entonces, nuestra tarea como padres es poder identificar este tipo de expresiones y reemplazarlas por Incentivos que edifiquen, por ejemplo:

Que lindo,
¿Te gusta como quedó?
¿Aprendiste algo haciéndolo?
¿Cómo lo hiciste?
¿Qué descubriste de nuevo?
¿Sabías que iba a quedar así?
¿Cómo te lo imaginaste desde el principio?”

Con toda seguridad se te irán ocurriendo más opciones, pero puedes empezar por éstas.

2. Más juego con sus pares en el mundo exterior

El juego es sin duda la mejor vía para desarrollar habilidades de superación de retos adversos, de adaptación, solución de conflictos y de establecimiento de metas.

Para esto es necesario que nosotros como padres propiciemos eventos que le permitan explorar el mundo exterior, donde haya niños y niñas de diferentes edades, enseñarles que todo es parte de la aventura de descubrir el mundo. Importante, dejar que jueguen solos y evitar una intervención demasiado rápida por el adulto.

3. Más enfoque en el proceso en vez del resultado

Ayudar a los niños a comprender que podrían convertirse en expertos en algo, logra bases más sólidas que hacerles creer que ya lo son. Este pequeño ajuste en tu comunicación le ayudará a reducir los sentimientos de autodecepción y él apreciará tu honestidad para siempre.

Léele cuentos que abarquen la mayor cantidad de emociones , visita y conoce las temáticas de nuestra línea de libros en justimagine, celebra su proceso, enfócate en su esfuerzo, ayúdalo a ser genuino y humilde.

leer en familia

4. Más empatía en vez de simpatía

La simpatía, es cuando sientes lo que le ocurre a la otra persona pero no necesariamente lo comprendes. Por ejemplo, simpatizar con otro es ponerse igual de feliz o triste que la otra persona sólo por estar cerca de ella.

En cambio la empatía es cuando comprendes lo que le ocurre a la otra persona, pero no es necesario sentir lo mismo que ella, la acompañas en el proceso. Por ejemplo, un acto empático ocurre cuando una persona acude a un psicólogo. El psicólogo comprenderá las emociones del paciente sin implicar sus propias emociones en el proceso.

Esta habilidad es sin duda la gran diferenciadora de adultos felices, el ayudarlos desde niños a reconocer y comprender los sentimientos en su entorno, de sus amigos, sus familiares y de los seres vivos en general, fomenta una conciencia empática y por lo tanto relaciones más sanas y cariñosas en el futuro

5. Enséñale y asígnale responsabilidades

Hay una frase que dice: “Si usted quiere que sus hijos tengan los pies sobre la tierra, coloca algunas responsabilidades sobre sus hombros”

Enseñarle desde temprano a nuestros hijos a botar su pañal, llevar el tetero o platos a la cocina, poner la mesa, arreglar su cama, barrer su habitación, dar de comer a la mascota, meter la ropa sucia en el cesto, regar las plantas, batir los huevos del desayuno hasta llegar a preparar su propia merienda, son algunas de las responsabilidades que podemos ir asignando a nuestros hijos y que le ayudarán para que se desenvuelva autónomamente en la vida preparándolos para su adultez.

6. No cumplas todos sus caprichos

niños caprichosos

Para que tu hijo tenga la oportunidad de vivir una vida plena, es mejor no decirle SI a cada uno de sus caprichos. Acostumbrarlos a recibir todo lo que pidan de manera fácil, se lo merezcan o no, no los va a ayudar cuando sean más grandecitos. La vida no es así, esta te muestra que se requiere luchar, de conocimiento y esfuerzo para alcanzar lo deseado.

Aprovecha estas situaciones o deseos para imponer la realización de una tarea concreta o alcanzar una meta para conseguirlo. Así, le enseñarás a apreciar el valor del esfuerzo por obtener las cosas y, hasta podrá darse cuenta de si la necesidad de poseer ese objeto era real o no.

Desde  just❤️imagine deseamos ayudar a construir conocimiento alrededor de una crianza sana y armónica, para entregarle al mundo mejores seres humanos.

Por favor comparte este artículo si crees que puedes aportarle a otras familias, y déjanos tus comentarios, queremos saber cómo podemos mejorar en nuestra misión. El éxito es cuestión de preparación del conocimiento.

Este es el tercer artículo de una serie de 4 artículos que quiero compartir contigo, y que estoy segura que te serán de mucha ayuda.

Cuéntame cómo te pareció éste, déjame tu valoración y un comentario. ¿Quieres que te notifique sobre la publicación del siguiente artículo? Déjame tu correo acá abajo.

Recibir notificación

Con cariño, Vane!

6 comentarios en “Guía para criar niños felices, responsables y autónomos”

  1. Lina Grajales

    Primero muchas gracias por compartir esas bellas palabras con todos nosotros, como familia nos servirá mucho esta información; los tres artículos estuvieron geniales, los pondremos en práctica!!! Y más con la ayuda de nuestro combo que llegó ayer 😃 estamos felices vamos a sacarle todo el jugo a esos libros !!! Felicitaciones haces un trabajo maravilloso 👏

    1. Vanessa Saad

      Lina que felicidad leer esto, nos alegra muchísimo que puedan aprovechar los artículos y que puedan complementar con la ayuda de nuestros libros, de verdad que es muy valioso para nosotros el tiempo y las palabras para seguir ideando como más apoyarlos! Un gran abrazo, Vanessa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola, hablas con Vanessa creadora de Just Imagine, como puedo ayudarte?